¿ Por qué la autoconciencia es importante y cómo podemos ser más autoconscientes?

¿Por qué la autoconciencia es importante y cómo podemos ser más autoconcientes?

Desde el aforismo griego antiguo “conócete a ti mismo” hasta la psicología occidental, el tema de la autoconciencia siempre ha sido un tema intrigante de investigación de filósofos y psicólogos.

¿Qué es la autoconciencia exactamente?
En 1972, los psicólogos Shelley Duval y Robert Wicklund desarrollaron la teoría del autoconocimiento.
En concreto ellos explicaban que “cuando enfocamos nuestra atención en nosotros mismos, evaluamos y comparamos nuestro comportamiento actual con nuestros estándares y valores internos. Nos hacemos autoconcientes como evaluadores objetivos de nosotros mismos “.
En esencia, consideran la autoconciencia como un mecanismo importante de autocontrol.

El psicólogo Daniel Goleman, dice que el autoconocimiento es como “conocer los propios estados internos, preferencias, recursos e intuiciones”.
Esta definición pone más énfasis en la habilidad de monitorear nuestro mundo interno, nuestros pensamientos y emociones a medida que surgen.

En mi opinión, es importante reconocer que la autoconciencia no sólo es sobre lo que nos damos cuenta de nosotros mismos, sino también sobre cómo nos damos cuenta y gestionamos nuestro mundo interior.

Un componente esencial de la autoconciencia es el no juicio. A medida que nos damos cuenta de lo que está ocurriendo dentro de nosotros mismos, lo reconocemos y lo aceptamos como una parte inevitable del ser, en vez de pasar un mal rato.

Además, la autoconciencia es más que una acumulación de conocimiento sobre nosotros mismos. También se trata de prestar atención a nuestro estado interior o interno con una mente de aprendiz y un corazón abierto. Nuestra mente tiene la habilidad de almacenar información sobre cómo reaccionamos a un evento determinado para formar una representación de nuestra vida emocional.

A menudo esta información acaba condicionando nuestra mente para reaccionar de manera similar cuando nos encontramos en un evento parecido en el futuro. La autoconciencia nos permite ser conscientes de estos condicionamientos de la mente.

¿Por qué Importa la Autoconciencia?

Según Daniel Goleman, la autoconciencia es la piedra angular de la inteligencia emocional. Gestionar nuestras emociones y pensamientos en un momento es una habilidad clave para entendernos mejor a nosotros mismos, estar en paz con quienes somos y manejar proactivamente nuestros pensamientos, emociones y comportamientos.

Añadir, que las personas que tienen una autoconsciencia desarrollada tienden a actuar conscientemente en lugar de reaccionar pasivamente, a tener una buena salud psicológica y una visión positiva de la vida. También tienen una mayor profundidad de experiencia de vida y son más propensas a ser más compasivas consigo mismas y con los demás.

¿Por qué no es fácil ser más consciente de uno mismo?

No somos más autoconscientes ya que la mayoría de las veces simplemente “no estamos en el aquí y ahora” para observarnos a nosotros mismos. En otras palabras, no estamos presentes para prestar atención a lo que ocurre dentro o alrededor de nosotros.

Matthew Killingsworth y Daniel T. Gilbert, ambos psicólogos, descubrieron que casi la mitad del tiempo que vamos en “piloto automático” de lo que estamos haciendo o cómo nos sentimos, nuestra mente deambula a otro lugar que no sea el presente.

Además del constante vagabundeo mental, los diversos sesgos cognitivos también afectan nuestra capacidad de tener una comprensión más precisa de nosotros mismos.

5 Maneras de Cultivar el Autoconocimiento

1. Crea algo de espacio para ti. Todos los días deja algo de tiempo y espacio para ti. Tal vez a primera hora de la mañana o media hora antes de dormir, intenta estar alejado de las distracciones digitales y pasa algún tiempo contigo mismo, leyendo, escribiendo, meditando y conectando.
2. Practica la atención plena. La atención plena es la clave de la autoconciencia. Jon Kabat-Zinn la define como “prestar atención de una manera particular, a propósito, en el momento presente, sin juzgar”. A través de la práctica de la atención plena, estarás más presente contigo mismo para que puedas “estar allí” observando lo que está pasando dentro y a tu alrededor. Puedes practicar mindfulness en cualquier momento que desees, a través de la escucha activa.
3. Lleva un diario: Escribir no sólo nos ayuda a procesar nuestros pensamientos, sino que también nos hace sentir conectados y en paz con nosotros mismos. Escribir también puede crear más espacio en la cabeza a medida que tus pensamientos fluyen hacia el papel.
4. Practica la escucha. Escuchar es estar presente y prestar atención a las emociones, movimiento corporal y lenguaje de otras personas. Se trata de mostrar empatía y comprensión sin evaluar o juzgar constantemente. Cuando te conviertes en un buen oyente, también serás mejor escuchando tu propia voz interior y llegarás a ser tu mejor amigo.
5. Obtén diferentes perspectivas: Pida retroalimentación. A veces podemos tener demasiado miedo de preguntar lo que los demás piensan de nosotros. La retroalimentación puede ser parcial o incluso deshonesta, pero tu criterio interior debe ser capaz de diferenciar la perspectiva real, genuina o equilibrada a medida que aprendas más sobre ti mismo y los demás.

La autoconciencia es un tema rico y complicado. Como seres humanos, es posible que nunca nos entendamos plenamente. Pero quizás es el viaje de explorar, comprender y convertirnos en nosotros mismos es lo que hace que la vida valga la pena vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR